martes, 18 de diciembre de 2007

Habrá. André Breton

De dónde llega ese ruido de fuente Sin embargo la llave no se quedó en la puerta Qué hacer para desplazar estas enormes piedras Ese día temblaré por perder un rastro En uno de los enredados barrios de Lyon Fue una bocanada de menta cuando iba a cumplir veinte años Ante mí la senda hipnótica con una mujer sombríamente dichosa Por otra parte los hábitos van a cambiar mucho La gran prohibición será levantada Una libélula correrán para oírme en 1950 En esta encrucijada El vértigo es lo más hermoso que he conocido Y cada 25 de mayo al terminar la tarde el viejo Delescluze Con augusta máscara desciende hacia el Château-d'Eau Se diría que barajan unas cartas de espejos entre la sombra.

1 comentario:

Percy dijo...

Me sobreencanta, que gente asi se de el lapso para leer a tan gran artista.
un salud por nosotros, quienes lo leen.

Te acordaras un dia...

Te acordaras un día
Te acordaras un día de aquel amante extraño
Que te besó en la frente para no hacerte daño
Aquel que iba en la sombra con la mano vacía
Porque te quiso tanto... que no te lo decía
Aquel amante loco... que era como un amigo,
Y que se fué con otra... para soñar contigo.

Te acordarás un día de aquel extraño amante
Profesor de horas lentas con alma de estudiante.
Aquel hombre lejano... Que volvió del olvido
Solo para quererte... como a nadie ha querido.
Aquel que fue ceniza de todas las hogueras
Y te cubrió de rosas sin que tu lo supieras.

Te acordarás un día del hombre indiferente
Que en las tardes de lluvia te besaba en la frente.
Viajero silencioso de las noches de estío
Que miraba tus ojos, como quien mira un río.

Te acordaras un día de aquel hombre lejano
Del que más te ha querido... porque te quiso en vano.
Quizás así de pronto... te acordarás un día
De aquel hombre que a veces callaba y sonreía
Tu rosal preferido se secara en el huerto
Como para decirte que aquel hombre se ha muerto.
Y el andará en la sombra con su sonrisa triste
Y únicamente entonces sabrás que lo quisiste.